Estadísticas sobre abuso y violencia contra niños en Mendoza

17 de Octubre de 2009 | Mendoza

 Las denuncias por daños físicos, psicológicos, negligencia, abandono y abusos sexuales hacia niños y adolescentes van en ascenso en Mendoza. En 2008 hubo 16 mil casos registrados y, según las estimaciones de las autoridades del Programa de Prevención y Atención del Maltrato de Niñez, Adolescencia y Familia, esta cifra continúa aumentando. Los estadísticas de 2007 (unos 15.000 casos) marcaban ya un ascenso respecto del año anterior.
Mientras las autoridades judiciales siguen con la investigación de la beba de nueve meses que falleció la semana pasada en Lavalle por presunto maltrato, los diferentes tipos de agresiones hacia niños y adolescentes no cesan en el territorio provincial. Una problemática que afecta a todos los sectores sociales y que necesita, en todos los casos, abordaje interdisciplinario.
Los incidentes de maltrato infantil y adolescente que llegan a la órbita del Estado, en general, son los de las personas de menores recursos. En estas situaciones se observan agravios físico, psíquico, sexual y desnutrición. Marta Stagni, jefa del Programa de Prevención y Atención del Maltrato de Niñez, Adolescencia y Familia, informó que si bien no están procesados los datos de 2009, las denuncias son muchas.
"En 2008 tuvimos 16 mil casos registrados de distintos tipos de maltrato. En 2009, todavía no están procesados los datos porque tenemos un nuevo sistema informático, pero son muchos", dijo Stagni. Los registros muestran que la mayor cantidad de denuncias llegan desde los departamentos que forman el Gran Mendoza. Guaymallén, Godoy Cruz, Las Heras y Luján de Cuyo muestran un alto número de casos.
Cuando se detecta un presunto caso de maltrato, los profesionales del Programa Provincial acuden al domicilio y evalúan las condiciones ambientales de la familia. Luego, se los cita para que asistan al efector de salud más cercano, tras la meta de trabajar con médicos y psicólogos.
"A partir de las sucesivas entrevistas se va formando el diagnóstico. Pero son situaciones muy complejas que necesitan mucho trabajo en equipo", enfatizó la funcionaria.